HIJO DEL AMAZONIA
Una apuesta transmedia por la Naturaleza
Entrar

EL HUMEDAL

¿Qué es un humedal?

Existen varias interpretaciones sobre el entendimiento de los humedales, ellas provienen de diferentes perspectivas: por su utilidad social, su valor económico, como fuente de recurso o como ecosistema natural. La convención relativa a los humedales, Ramsar de 1971, define al ecosistema en cuestión como: “Las extensiones de marismas, pantanos y turberas o superficies cubiertas de aguas, sean éstas de régimen natural o artificial, permanentes o temporarias, estancadas o corrientes, dulces, salobres o saladas, incluyendo las extensiones de aguas marinas cuya profundidad en marea baja no exceda los seis metros”.

Por su parte, La Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, en su trabajo: “Humedales de la República Argentina”, propone los conceptos necesarios para caracterizar al ecosistema que conforma un humedal, en este sentido dice: “El término humedales se refiere a una amplia variedad de hábitats interiores, costeros y marinos que comparten ciertas características. Generalmente se los identifica como áreas que se inundan temporariamente, donde el agua subterránea aflora en la superficie o en suelos de baja permeabilidad cubiertos por agua poco profunda.

Atardecer en las Islas Paulino y Santiago

El Humedal de Berisso posee diversos canales que te llevan a descubrir sitios reconditos de belleza natural.

Todos los humedales comparten una propiedad primordial: el agua juega un rol fundamental en la determinación de su estructura y funciones ecológicas”. A su vez, respecto a la función de los humedales, el informe sostiene: “Los humedales brindan importantes beneficios para la humanidad. Desempeñan funciones tales como el control de inundaciones, reposición de aguas subterráneas, estabilización de costas, protección contra tormentas, retención y exportación de sedimentos y nutrientes, mitigación del cambio climático, depuración de las aguas y reservorio de biodiversidad”. Así mismo, el trabajo afirma que si bien los ecosistemas de agua dulce son escasos en el planeta –sólo representan el 1 % del total- resguardan a más del 40 % de las especies del mundo y al 12 % de todas las especies animales. De allí la importancia de su protección y conservación de cualquier tipo de actividad humana que pueda ponerlos en peligro. Por otra parte, particularmente en el caso del monte ribereño de Ensenada y Berisso, se destacan las investigaciones realizadas por el Centro de Estudios la Ribera (espacio colectivo de estudios interdisciplinarios sobre problemáticas ambientales de la región Gran La Plata). Esta organización se encarga de desarrollar diversos estudios en el Monte Ribereño con el fin de determinar qué zonas conforman el bosque nativo y, por ende, ameritan su conservación plena. Además de determinar el rol que cumple el humedal que constituyen las Islas Paulino y Santiago, tanto en el ámbito natural como en el aspecto social para el pueblo de Berisso y Ensenada.

Javier Horacio Beruhard, miembro de la organización sostiene que el humedal ribereño “constituye una barrera y un filtro para las aguas que entran desde el río en las crecientes del mismo. El Río de la Plata tiene variaciones de mareas muy grandes; sus crecientes pueden responder a intensas lluvias en el norte del Paraná, son influenciadas por las fases de la luna (igual que las mareas marinas) y, por sobre todas las demás causas, presentan violentas manifestaciones durante el fenómeno climático conocido como sudestada. El delta del Santiago representa una “esponja” que absorbe y contiene un volumen enorme del agua que ingresa al continente. Si quitamos la cobertura boscosa de las islas para transformarlas en playones de cemento, las sudestadas van a tener repercusiones terribles para la población, potenciadas al no encontrar barrera alguna que ni contenga ni absorba el agua de las crecientes”.

Más de 300 especies de aves viven y visitan el Monte a lo largo de todo el año

Isla Paulino

Además, destaca el valor del bosque ribereño como fuente de aire puro, sobretodo en un contexto de contaminación ambiental como el que caracteriza a Berisso y Ensenada –destilería YPF, el CEAMSE de Punta Lara1, la contaminación producida por la actividad naval, la terminal eléctrica y el propio modo de vida urbano de la zona- hacen de la región una de las más contaminadas de la provincia de Buenos Aires2. Por otra parte, el “Inventario de los Vertebrados de la Reserva Natural Punta Lara”, realizado por la organización conservacionista Aves Argentinas en 2012, dice respecto a la zona donde se encuentra el humedal: “La gran presión a la que se encuentra sometida por las enormes concentraciones urbanas que la rodean hace imperativo tomar acciones de conservación, claramente direccionadas y de manera rápida”. El trabajo realizado por los investigadores es una descripción sinuosa del paisaje, tan variado y diverso, que constituye la costa rioplatense. En este sentido, los autores sostienen que “La diversidad de ecosistemas que constituyen la Ribera del Plata, contienen más de 800 plantas vasculares, 300 especies de aves, y numerosas especies de mamíferos, anfibios, reptiles e insectos que sorprenden a los más entendidos en el tema”.

De esta manera, distintos sectores científicos y especialistas en el tema reconocen que el valor del monte ribereño trasciende la cuestión económica, sino que se entrelazan la identidad regional, lo ambiental y el respeto a la biodiversidad natural. Es de gran importancia revalorizar el monte, proponerle a los ribereños “urbanos” mirar hacia la costa, pensando en la importancia que tiene el humedal tanto para el presente como para el futuro transcurrir de los hombres.

Calandría Real, que durante los inviernos visita la zona

Su Gente

Galería de Imágenes

Los vecinos de la costa ribereña fueron afectados directa e indirectamente por las obras generadas a partir de la re-apertura del Puerto La Plata. A raíz de estos perjuicios –que van desde el desmoronamiento de la Isla Paulino, hasta el paso por territorios ocupados por productores que se dedican al cultivo de distintos frutos- se organizaron en diferentes asambleas y espacios colectivos para exigir el respeto a sus derechos como habitantes legendarios de la zona y también para bregar por el cuidado y protección de los demás seres vivos que conforman el monte y el humedal ribereño. Es así el caso de la Asamblea Salvemos al Monte de Berisso - Ensenada, - Asamblea No a la Autopista Parque Pereyra ni Villa Elisa,- Asamblea Salvemos al Doña Flora, Asamblea No a la Entrega de la costa Quilmes – Avellaneda, entre otras centenares de organizaciones vecinales que a lo largo de toda la provincia se informan, difunden y denuncian sobre la problemática.


Frente al desmonte los vecinxs de Berisso se organizan en Asamblea y exigen el paro inmediato de las obras.

Mural en defensa del Monte, pintado en Berisso

Intervención de la “colectividad de los contaminados” en el tradicional desfile del inmigrante en Berisso, año 2014.

Julio Orellano, productor ribereño.

La contaminación no discrimina fronteras, la problemática se repite en varios puntos de la provincia de Buenos Aires.

En este caso, una vecina de Bernal explica la importancia de proteger la costa Quilmes- Avellaneda, tierras que cumplen una función primordial para la vida urbana en la región.

-

Sé parte del proyecto transmedia Hijo del Amazonia enviando tu fotografía entrá Facebook y conocé las bases para participar.

El Puerto



El humedal y el monte ribereño que se extiende sobre las costas de Berisso y Ensenada está siendo desmontado sistemáticamente en estos últimos años. En el año 2010, con el aval del municipio de Berisso -en aquel momento comandado por Enrique Slezack- la empresa Ecodyma S.A llevó adelante la mega obra del terraplén costero que sería el punta pie inicial de la devastación ecológica que se avecinaba. Según fuentes municipales “la obra contempla un trazado de 7,5 kilómetros que se inicia en la zona de las compuertas del canal de Avenida Génova y 166, para extenderse hasta calle 66 y Avenida Montevideo. La defensa costera está definida como un Terraplén de suelo compactado con una altura que rondará los cuatro metros y un ancho de tres”. En un principio la empresa a cargo de la obra y el municipio de Berisso plantearon un determinado recorrido para el Terraplén –un trazado que producía un menor impacto ambiental en el ecosistema y sobre las tierras trabajadas por los productores ribereños- sin embargo, sin aviso previo cambiaron el recorrido atravesando tierras cultivadas afectando directamente a las personas que allí habitaban. Frente a éste avasallamiento de tierras y derechos se conformó el grupo llamado Pro Terraplén Ecológico, compuesto por productores y vecinos de Berisso, con el objetivo de solicitar información correspondiente a la obra ya que no fueron consultados, ni notificados por las autoridades municipales a pesar de ser directamente perjudicados por el emprendimiento.

terraplen

Dragado sin tratamiento = contaminación. Contaminación = especulación inmobiliaria.



puerto

Lo artificial por lo natural

Finalmente, a partir de las gestiones realizadas por este grupo de vecinos se logró volver a la traza original que implicaba un impacto ambiental menor al que se pretendía realizar. Sin embargo, el efecto negativo para el medio ambiente fue alto. Además, el Terraplén provocó el aumento de inundaciones en determinados barrios de Berisso que antes no se inundaban, porque obstruye el natural escurrimiento de las aguas. Este sería sólo el comienzo del conflicto

El agravio ecológico continuaría con el desmonte y la construcción de recintos (piletones) para volcar el refulado extraído del canal de acceso al Puerto y las cuatro bocas, en el marco de la construcción de la Terminal de Contenedores. El refulado arrojado sobre el humedal son barros que provienen del fondo del río, que se dragan para bajar el lecho del canal de los 28/30 pies a los 40/42 pies de profundidad, con el fin de permitir el paso de los buques tipo Post Panamax que deben entrar al Puerto. Estos barros poseen altos valores de contaminación –lo demuestran estudios realizados por la Fundación Agronegocios y Alimentos de la UBA y por el laboratorio C.I.M.A (Centro de Investigaciones del Medio Ambiente) de La Plata- por lo tanto destruyen cualquier forma de vida en las zonas donde sean arrojados.



Hasta el momento se han desmontado unas 135 hectáreas aproximadamente, de las cuales se han rellenado con barros contaminados alrededor de 40, sin conocer públicamente las razones de este procedimiento ya que en realidad, lo que debería hacer el Consorcio de Gestión Puerto La Plata (dueño de la obra o comitente) y Pentamar S.A. (ejecutante de la obra), es arrojar los barros que draga del río hacia aguas abiertas para evitar el impacto ambiental, bajo la vigilancia de Tec Plata S.A. quien tiene la concesión para el funcionamiento de la Terminal de Contenedores. Sin embargo, debido a los costos económicos que esto representa para las empresas es que “deciden” arrojar los barros contaminados sobre el monte y el humedal.

Vale destacar que todas estas intervenciones de carácter privado que se desarrollan en el monte ribereño fueron aprobadas por el O.P.D.S (Organismo Para el Desarrollo Sostenible); por lo general a posteriori de realizada la obra, es decir, primero se ejecutó y luego se confirmó el permiso. De modo tal que, el ente estatal que debería velar por la protección y el debido cumplimiento de las leyes ambientales existentes para resguardar el hábitat natural, no lo efectúa. En esta obra, el O.P.D.S avala sistemáticamente el desmonte y el avance de emprendimientos para beneficio privado en detrimento del bien común.

terraplen

En el fondo se divisa el agua contaminada con metales pesados, tóxicos para cualquier ser vivo. En primer plano, las flores que no se resignan a morir.

puerto

Barros contaminados, detrás la Terminal de Contenedores.

En este marco fueron infringidas los siguientes artículos 14, 17, 41, 42, 43, 127 de la Constitución Nacional; la Convención Internacional sobre humedales conocido como RAMSAR; los artículos 20 inc. 2, 27, 28, 30, 31 de la Constitución de la Provincia de Buenos Aires; 4, 5 y siguientes de la ley 16.986; Ley General del Ambiente N° 25.675; Ley Nº 11.723 "Ley Provincial del Medio Ambiente"; Ley 10.907 (actualizada y modificada por las leyes 12459, 12905 y 13757, denominada “de reservas naturales”); Ley 12.756 de "Paisaje Protegido de Interés Provincial a las Islas Paulino e Isla Santiago "; Ley 11.414; Dto. Pcial nº 1596/99, Dto. Pcial. nº 1579/92, entre otras.



refulado

El precario tratamiento que se le da a los barros contaminados: recinto de refulado



Así mismo, el daño ecológico no se circunscribe solamente a la zona ribereña o la ocupada por el humedal, a ella le debemos adicionar las obras complementarias que la apertura de la Terminal de Contenedores implica, como son: el cuarto anillo circunvalación de la Ruta N° 6, la Autopista Presidente Perón, el tercer carril de la Autopista Buenos Aires - La Plata, la bajada de la Autopista Buenos Aires – Berisso, la readecuación de rotondas en accesos al Puerto La Plata, la repavimentación del sector izquierdo Av. del Petróleo, la reconstrucción total de la calzada de hormigón con pavimento asfáltico en Avenida 122 entre R.P. N° 13 y Avenida 60.

En este sentido, es preciso subrayar que en gran parte el dinero que se utiliza para financiar dichas obras proviene de los contribuyentes que aportan mediante peajes e impuestos los fondos necesarios para llevarlas adelante. Es decir, que el Estado utiliza el aporte de los usuarios para generar obras que serán de beneficio privado. Particularmente, en el caso del tramo VI de la Autopista Presidente Perón, la obra atravesaría al Parque Pereyra Iraola -único pulmón existente entre dos grandes urbes como son La Plata y Capital Federal- poniendo en peligro un espacio fundamental desde el punto de vista natural como también cultural, social y económico. En este escenario, resulta indispensable exigir a las instituciones correspondientes la información precisa acerca de las obras antes de ser ejecutadas y aprobadas-; que se realicen consultas públicas (como manda la Ley General del Ambiente) para evitar poner en riesgo el trabajo y la vida de quienes habitan la zona; que se respeten las leyes y convenciones que protegen el humedal y el monte ribereño.





Noticias y cobertura mediática

Cobertura de los medios en orden cronológico

  • 27 de Julio de 2013

    Diario La Pulseada (fragmento)

    Un nuevo puerto que se anunció como el mayor emprendimiento zonal desde la desaparición de los frigoríficos Swift y Armour se levanta con la promesa de una reactivación económica y laboral. La transformación de la zona es un hecho y las irregularidades del proceso también. ONGs, abogados y especialistas en medio ambiente denuncian que se controla poco y se informa menos. Que la obra podría haberse hecho de otra forma y que el nuevo puerto es parte de un proyecto continental para eliminar las “barreras naturales” al capitalismo.

    Leer Noticia completa
  • 21 de Septiembre de 2013

    INFO BLANCO SOBRE NEGRO

    Diversas organizaciones protestan contra los perjuicios ambientales que causaría la construcción de la terminal de contenedores en el Puerto La Plata

    Leer Noticia completa
  • 15 de Diciembre de 2013

    INFO BLANCO SOBRE NEGRO

    La ampliación del puerto en Berisso ha despertado las quejas de numerosos vecinos de la Región por el avance de las obras sobre zonas de un importante valor ambiental, casi vírgenes. Pero el avance también es una oportunidad de progreso que parece imponerse, hasta el momento, al accionar de los defensores de la ecología.

    Leer Noticia completa
  • 17 de Junio de 2014

    AGENCIA NOVA

    Preocupación en la Isla Santiago y en la Paulino. La selva marginal desaparece entre la mugre y sufre el desmonte por parte del Puerto La Plata

    Leer Noticia completa
  • 13 de Octubre de 2014

    TRANSEUNTES

    El 12 de octubre por la tarde una columna de unas cien personas irrumpió en el tradicional desfile de los inmigrantes en reclamo por las obras del Puerto que afectan directamente al monte ribereño.

    Leer Noticia completa
  • 9 de Febrero de 2015

    Diarío El Día

    La organización no gubernamental Nuevo Ambiente volvió a denunciar en las últimas horas que “se observaron nuevas degradaciones y deforestación” en la costa ribereña.

    Leer Noticia completa
  • 26 de Marzo de 2015

    Diario El Día

    El 12 de octubre por la tarde una columna de unas cien personas irrumpió en el tradicional desfile de los inmigrantes en reclamo por las obras del Puerto que afectan directamente al monte ribereño.

    Leer Noticia completa
  • 2 de Julio de 2015

    Agencia de la Calle

    El verdadero estado de las obras hídricas, según los vecinos inundados

    Leer Noticia completa

Proyecto

Entrevistas, Galerías y Noticias

El proyecto transmedia “Hijo del Amazonia”, propone entrelazar las plataformas de radio, web y el territorio físico, para dar a conocer a través de ellas la problemática del desmonte ribereño que afecta a la zona de Berisso, Ensenada y La Plata y, eventualmente, el peligro que corre el Humedal de la región. En esta experiencia transmedia el público podrá elegir su propio recorrido hacia la información y a su vez, tendrá la posibilidad de ser parte del proyecto en sí mismo ya sea a través del uso de las redes sociales, registrándose como usuarios del portal web o participando directamente en la intervención territorial de carácter artístico.

El trabajo web consiste en un Documental Multimedia Interactivo donde se plasman entrevistas, audios, textos y fotografías (que corresponde a la presente etapa de realización). Mientras que las producciones radiales de carácter ficcional serán creadas en el espacio educativo en diferentes escuelas de la zona, los guiones serán escritos por estudiantes primarios y luego se difundirán en distintas radios de La Plata y alrededores, con el objetivo de visibilizar aún más la problemática y darle un sentido pedagógico a la experiencia. Por último, se realizará la intervención artística donde se desarrollarán talleres, lecturas, exposiciones y presentaciones en vivo. De esta manera, el proyecto Hijo del Amazonia: una apuesta transmedia por la naturaleza articula distintas plataformas y medios para producir un proyecto periodístico integral.

Si bien se han realizado diferentes proyectos de narrativas transmedia, Hijo del Amazonia trae una propuesta novedosa en tanto incorpora la interacción con el público desde el soporte web, pero también desde la radio, en las escuelas, y en el territorio en cuestión con la intervención artística como cierre final del proyecto. Esto hace que la experiencia trascienda los medios y plataformas y “baje” a la calle, con la gente, cara a cara.

Además, el proyecto se desarrolla en el marco de la organización colectiva de los habitantes de Berisso, Ensenada y La Plata, en defensa del monte ribereño y, desde ese lugar, se propone retomar toda aquella labor popular realizada desde 2010 para que recobre un nuevo significado. En este sentido, Hijo del Amazonia reafirma el trabajo producido hasta ahora por el pueblo ribereño e isleño y se constituye, a su vez, en una nueva experiencia comunicacional generando un aporte significativo al campo de la comunicación.

terraplen

Primera jornada de entrevistas con Javier Beruhard del Centro de Estudios La Ribera.

terraplen

Entrevista a Ariel Elly, miembro de la Asamblea No a la Autopista en Parque Pereyra ni Villa Elisa. El escenario: las profundidades del Parque Pereyra.

Hijo del Amazonia participó del concurso "Estímulo Telefónica al Periodismo Universitario" y resultó ganador, mirá el Wix

Contacto

Mantenete en contacto con el proyecto